02 September, 2006

Malos tiempos

Breña está enferma. Un problema un poco largo de explicar, que se ha tenido que atajar con cirugía, pero que le ha causado estragos en la función pulmonar, cardíaca y renal.
La operaron el jueves, y me dijeron que, probablemente, no superaría la cirugía. Tomé la decisión con el deseo de ofrecerle una oportunidad para sobrevivir y, en caso de que no fuera posible, una muerte relativamente dulce. La operación fue un éxito quirúrgico, pero el daño a los distintos órganos vitales ya estaba hecho. Las primeras cuarenta y ocho horas eran cruciales. Y las pasamos.
Pero no termina de remontar.
Esta mañana fui a verla a la clínica. La saqué de su jaula, le puse una correa y me la llevé a dar un paseo como dos ancianitas, muy despacio, buscando la sombra, sentándonos a cada pocos pasos. Cuando nos sentábamos, Breña intentaba enterrar la cabeza en mi pecho, y yo la dejaba, y le hablaba, le contaba las novedades de la casa, los esfuerzos de Monchito para sacar de quicio al Pulgón, que Chicho sigue sin decir ni pio, cómo está floreciendo tímidamente el rosal del patio...
En una de estas conversaciones, separó su cabeza de mi cuerpo, y me miró. La Mirada con mayúsculas. Se va. Lo sé, me lo dijo, igual que me lo dijo con los ojos su hermana antes de morir, igual que me lo dijo Lego con tanta insistencia que me ayudó a firmar su eutanasia.
Entonces cambié el tema y el tono de la conversación. Le agradecí todo el amor que me ha dado, la paciencia que ha tenido conmigo, que he sido tan torpe, que casi he aprendido con ella a entender a los perros. Le aseguré que ha sido una gran amiga, ha cumplido a la perfección su cometido, me ha dado seguridad, me ha protegido siempre y ha hecho que me sienta muy querida. Le dije, con la voz y con las manos, lo mucho que la necesitaba. Le pedí que se quedara conmigo, se lo supliqué. Me despedí.
No sé qué pasará mañana. Sólo sé que ella, hoy, ha sentido que se moría. Y parte de mí con ella.

21 comments:

Guru said...

No sabes cuánto lo siento.
No sabía nada pero ya me empezaba a extrañar tu silencio.

Ahora lo entiendo.
¡Ánimo! No puedo decirte más.

Ya sabes dónde estoy para lo que quieras y cuando quieras.

marujims said...

tu blog esta entre mis favoritos lo sigo desde hace tiempo, me gusta como expresas tu sentir y este post me ha llegado, he perdido ya a un ser tan querido y la decision de su muerte ante el cancer fue mia hace ya algunos años y aun la extraño, con ella conoci a los perros seres hermosos capaces de dar a veces mas amor que los humanos animo!

Guru said...

Se me olvidaba. La foto me encanta.

Biznaga said...

¡Que duro es darse cuenta que tienes que despedirte y dejar ir a los seres queridos!... Lo siento Miriam, un dulce abrazo de mi parte para Breña...Te digo como Guru, también sabes donde estoy..

Mariló said...

Lo siento mucho Lego, no te puedo decir otra cosa. Un beso.

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Anonymous said...

HOLA ENCONTRE VUESTRO BLOG POR CASUALIDAD, TENGO PERRO, SE LLAMA HERMAN Y TE ENTIENDO PERFECTAMENTE.SOLO TE PUEDO DECIR QUE ANIMO, QUE ESTES A SU LADO, ES LO QUE MAS QUIEREN. POSIBLEMENTE TENDRA UNA BUENA MUERTE SI ESTAIS CON ELLA.

ROSA

Anonymous said...

No se va y lo sabes.Al igual que lo ha hecho hasta ahora, seguirá siempre a tu lado. Siempre te seguirá y siempre te estará esperando. Si te paras y cierras los ojos, siempre la sentirás a tu lado.Te quiero

Anonymous said...

Lego, has hecho que se me saltaran las lágrimas. Hace ahora un año tuve que despedirme de mi perrita de 13 años. Pero no se ha ido. Nunca se irá. La noto por todas partes, así que Breña nunca se irá de tu lado.
Espero que todo vaya lo mejor posible para ella y para vosotros.

Un abrazo.

Helena

Anonymous said...

Querida Lego: Te mando un abrazo muy fuerte y os deseo a Breña y a tì lo mejor. A mì me consuela pensar que cuando mis perros mueren, pasan a "mejor vida" y quedan en algùn lugar hermoso bajo el cuidado de San Francisco. Estoy segura que Breña harà buenas migas con los mìos y armaràn los alborotos de rigor por los predios celestiales. Otro abrazo. Miren

Lego y Pulgón said...

Para todos a los que sé que les interesa: Breña sigue viva. La trajimos el martes a casa porque el caso no avanzaba mucho. Vino sin sueros, con su medicación, a hacer la prueba de si el riñón decía basta tras quitarle el suero, o mejoraba al estar en su casa, con su familia.
La función renal no ha mejorado, pero Breña sí. Está más contenta, más atenta... Hemos pasado ratos muy malos, la primera noche la pasé en el suelo, a su lado, porque estaba segura de que no la iba a superar (los ojos hundidos, respirando fatal). Pero salió el sol, y ahí estábamos las dos.
Sigue sin querer comer, la tiento con distintas cosas y, por el momento, está comiendo jamón cortado en cuadraditos, que no es la dieta que le viene bien, pero al menos come algo.
En resumen: estamos en un momento incierto, no sé qué va a pasar. Pero ella ha decidido obedecerme y pelear. No creo que esté sintiendo un gran sufrimiento (bueno, no se encuentra bien, pero es que está enferma) y, mientras la vea así, seguimos adelante. Si al final muere, lo hará en su casa, con sus olores conocidos, las voces y el tacto familiares.
Un beso

Biznaga said...

No me atrevía a preguntarte, pero entro todos los días y pensaba "si no hay noticias, buenas noticias"... Estar en casa, en su ambiente y sintiéndose querida es la mejor de las medicinas... Cruzaremos los dedos... Besos.

Guru said...

¡Qué bien! Me encanta que Breña sea tan cabezota y se niegue a irse sin luchar. Disfruta de ella.

Anonymous said...

Adelante, Lego y Breña!!!
Os mando toda mi energía positiva.

Como Biznaga, de cuando en cuando me voy pasando por el blog a ver si hay alguna noticia, por insignificante que sea...

Desde luego, yo también estoy convencida de que estar en su entorno y con sus seres queridos es la mejor medicina para Breña.

Mucho ánimo, valientes!

Os mando todo mi cariño,

Helena

Lego y Pulgón said...

¡Breña le ladró al camión de la basura! ¡No puedo dejar de reírme! Esta perra es una luchadora aborigen de pura cepa, sus antepasados deben estar orgullosos de ella (y los míos de mí, qué caray :) )

rosalisabel said...

Hace tiempo que no entraba y ... como siempre, me has emocionado.
Tus palabras siempre me emocionan, sabes expresar tan bien los sentimientos, que me llegan a lo más profundo de mi corazón.
Cuando he empezado a leer he sentido mucha tristeza, pues hace una semana que falleció un miembro de nuestra familia.
Pero, poco a poco veo que va mejorando y ya ves que sirven de mucho tus mimos y atenciones y ella lo capta y pone todo de su parte para continuar a tu lado.
Muchos besos Miriam.

Karen said...

¡Ánimo!, gózala, ámala, apapáchala.

Anonymous said...

Breña, Lego, ¿cómo vais?
Hace días que me paso y no hay novedades.

Espero que sea una buena señal. Cross my fingers!!!

Besos,

Helena

Núria said...

Lego, he llegado aquí por casualidad, siento mucho lo que os está pasando.
Nosotros tb pasamos por lo mismo, y decidimos eutanasiar a nuestro perro en casa, rodeado de todos nosotros y no en una fria clínica.
Te entiendo perfectamente y te mando millones de besos y abrazos.
Núria.

Elbereth said...

Lo siento muchísimo Lego. Es terrible las pérdidas que se tienen que sufrir a lo largo de la vida. Te lo digo desde la más dolorosa que he tenido que vivir hasta ahora. Lo siento corazón. Sólo espero que la calma que trae el tiempo llegue antes y no después...

Lego y Pulgón said...

Seguimos estancadas. Hoy le hicieron un nuevo análisis de sangre y la insuficiencia renal sigue estando ahí. Tiene algo más de apetito, pero no mucho, aún tengo que complementarle la dieta con lo que le doy a la fuerza con jeringuilla.
El lunes quiero intentar algo distinto, ya informaré.
Besos