01 February, 2007

M. Glahnik: calzado de autor



¡Por fin tengo unos Monchito's!
Como hay un alma creadora en casa, tengo que acostumbrarme a sus ataques de inspiración que, lo sé, son por mi bien. Hasta este momento yo era sólo una persona del montón, anodina, con una vida gris y monótona; usaba para el uniforme del trabajo unos zuecos blancos que no decían nada sobre mi yo interior. Ahora, con mis Monchito's, me siento una mujer de hoy, urbana, segura de sí misma, elegante pero muy, muy rompedora.
Glahnik utiliza para sus creaciones una mezcla de desgarros apasionados con tintes naturales (barro ecológico en un primer tratamiento, hojas de árbol y piedra volcánica para el acabado).
Y lo mejor de todo, lo que me ha llegado al corazón: yo no le pedí nada, él vió la gran necesidad de cambio que tenía mi vida, y decició intervenir. Me encontré el regalo en la puerta de entrada, una mañana al despertar, como si fuera la mañana de Reyes, pero mejor.
Quería compartir mi alegría con ustedes.
Por cierto, Glahnik no acepta encargos, el arte no entiende de fechas límite de entrega. Pero si quieren dejarme sus aburridos zapatos aquí, para ver qué puede hacer el maestro con ellos, intentaré convencerlo.

8 comments:

Biznaga said...

Ja, ja, ja.... Mi foxterrier también vino en un momento muy triste para mi...Llegó un tres de enero, con dos meses recién cumplidos, y supimos, nada mas vernos que nos necesitábamos, aunque yo mas a él... Han pasado trece años y está muy cascarrabias, cosas de la edad.. Ah, pero el no me destrozó nunca las zapatillas, se cebaba con mis sujetadores... ¿¿Pueden los perros ser fetichistas??...
Por fin has vuelto...

Anonymous said...

Me alegra muchisimo volver a leerte otra vez.
Tienes que ponerlos enmarcados, esa maravilla de zapato no se puede estropear, recuerda que son un diseño unico y que nunca nadie tendra otros iguales.
A mi perra cuando era pequeña lo que le gustaban eran mis zapatillas, pero ahora que tiene 12 años lo que hace es que nadie se acerque a mis zapatos o zapatillas.
Amelia

Anonymous said...

¡Cómo me alegro de volver a leerte, Lego!
He venido un montón de veces a ver si habías escrito y, por fin, ¡esta vez sí!!!!

Desde luego, este Monchito es una verdadera fuerza (des)creadora de la naturaleza. Y encima es guapo... Qué bien que te tenga como clienta VIP y que tú puedas disfrutar de sus restylings!

Besos y palmaditas en el lomo para los dos!

Helena

Guru said...

Madreeeeeee! cómo ha crecido!!! qué guapo!!!!

Me da mucha alegría ver el buen humor con el que te tomas el arrebato creativo del chiquillo y que por fin ... ¡estás de vuelta!.

Billy said...

Yo quiero unos!!! Qué pureza de líneas, que matices en los colores! Y las texturas...qué maravilla! Para cuando un desfile en Cibeles?!
Me alegra mucho leerte de nuevo, desde que mi madre me descubrió tu blog, esperamos ansiosas el momento de leer otro de tus estupendos relatos...
Besos!

gary198378 said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Ade said...

Que alegria cuando abri tu blog y vi que habias escrito. Me hiciste revivir a mi perrita Sol, falleció la semana pasada que tenia esa costumbre, era fánatica del cuero, ganchos de plástico, papeles, paños de cocina y todo lo que estuviera a su alcance...
Un abrazo
Adela

Lego y Pulgón said...

Ay, Adela, cuánto lo siento. Sé lo que es y lo mal que se pasa. Te mando un abrazo enorme.