23 March, 2008

El Pobre Don Pancho




Mi madre lo recitaba de carrerilla, y su público (yo), abría cada vez más la boca, mi cara pasaba por todas las emociones recitadas. Extrañeza, preocupación, suspense, ¡¡júbilo!!

De pronto, un día, me entró la desesperación por no conseguir recordar todas las estrofas, y porque Maisa ya no me lo podía recitar. Lo busqué en internet y no hubo manera. Averigüe que el autor es Federico Martínez Rivas, nacido en Bogotá. Así que le pedí ayuda a mi amigo (y, sin embargo, compañero de trabajo) Luis, compatriota del poeta. ¡Lo consiguió!

Ahora lo transcribo por si alguna otra niña (o niño) lo busca desesperada.

(Nota: para disfrutar el poema como merece, aconsejo leerlo en voz alta).



.
El pobre Don Pancho que vive en su rancho

con su mula negra, su vaca barcina

su perro, su gato, su alegre cochina

y otros animales de igual condición,

hoy está gimiendo con honda tristeza

¿Qué tiene Don Pancho? ¡Dolor de cabeza!

¡Pobrecito Pancho de mi corazón!

..


Bajando la oreja la mula se queja,

lloran la cochina, el perro y el gato,

rebuzna la mula, da gritos el pato,

la vaca no quiere dejarse ordeñar.

Todos por el amo sufren pena intensa,

y hasta un ratoncito que anda en la despensa

mirando a Don Pancho, se pone a llorar.

...


Ante tanto duelo apiádase el cielo,

y hace que Don Pancho con mente afanosa

recuerde que tiene guardada una cosa

que un médico amigo le dió antes de ayer.

La saca, la mira, la huele, la toca...

la pone en sus dedos, la pone en su boca,

y ¡zas! se la traga con mucho placer.

Y sus animales, viendo muecas tales,

miran como Pancho traga la tableta.

¿Será que Don Pancho perdió la chaveta?

¿Será que Don Pancho se va a suicidar?



Y atentos, ansiosos, callados y lelos,

abiertas las bocas, parados los pelos,

están esperando lo que va a pasar.

....



De pronto da un salto de tres varas de alto,

y exclama dichoso con voz conmovida:

"Mi mula del alma, mi vaca querida,

mi gato, mi liebre, mi pobre ratón,

ya pasó mi pena, ya estoy aliviado,

la gran aspirina, remedio adorado,

ha sido la tabla de mi salvación".

.....


Y se arma en el rancho el gran zafarrancho,

bailan como locos el perro y el gato,

rebuzna la mula, da gritos el pato,

el señor conejo danza un rigodón,

se muere de risa la vaca barcina,

baila en una pata la alegre cochina

y en medio de aquella feliz confusión...

"¡Viva!" grita Pancho "¡La gran aspirina!

¡La gran aspirina de mi corazón!"


30 comments:

Bea said...

Genial Lego!!!! jajaja.. al principio cuando ví la foto creí que de lo que no te acordabas era del Old Mac Donald had a farm!!!! obviamente esto hubiera sido demasiado fácil.... nunca había oído lo de la aspirina de Don Pancho.... la leeré en alto cuando llegue a casa ( en la ofi me da un poco de corte, jeje!!) Un beso. Bea

Blanca said...

¡¡Me encanta!! No lo conocía y me ha gustado mucho. Para mis chicas será un regalo, porque les encantan estas cosas. Eso si, yo me lo imprimiré porque como tengan que esperar a que lo memorice!
Gracias por esta joyita.
Besos enormes.

El Náufrago said...

Qué chuloooo!!Yo de peque sólo me sabía aquel de "En la granja de Pepito...hia,hia,hooo!!"Pero este es mucho mejor, tendré que aprendermelo para cantárselo a mi sobrinita.
Saludos desde la isla!

Biznaga said...

No la conocía, también la leeré en voz alta cuando no esté en el despacho, por si acaso...

Guru said...

Vale, acabo de descubrir otro trauma. Nunca me leyeron cuentos ni me reciraron poemas. Vida perra.

Blanca said...

Señorita Lego... otra vez por aquí para informarle de que he premiado su blog desde el mío. ¿Podría usted pasarse por allí a recogerlo?
Gracias mil.

Bea said...

Hola Lego..llevas una temporada muy callada... espero que estés bien... tengo una propuesta de desayunos saludables en mi blog, a la que a lo mejor te apetece apuntarte... Un beso. Bea

Lego y Pulgón said...

Bea, no te cortes, que si el Chiki-Chiki va a Eurovisión, muy bien puedes recitar poemas en la oficina... Ahora mismo me paso por tu "casa".
Blanca, me alegro de que se imprima a mi alrededor, así es más difícil volverlo a perder. y ¡¡gracias por el premio!!
Náufrago, depende de la edad, los niños se quedan con la boca como una O grande, grande. Tendrás un exitazo.
Biz, en el despacho, ahí es donde va a impactar Don Pancho. Tus clientes lo pueden leer mientras escuchan tu "veredicto".
Guru, cuando vengas a la isla picuda, te lo recito todas las veces que haga falta. Prometido. Mientras nos comemos un tiramisú.

El Náufrago said...

Mi sobrinita tiene ahora 10 meses, pero está muy espabilada y le encantan las canciones que le cantan en la guarde...
Besitos!

Ada said...

Mi abuela me recitaba una fábula de dos ranas de Sanmaniego y yo no paré hasta aprendérmela. Ahora se la recito a mi hija que me mira como diciendo: "pero qué demonios me dice mi madre" y acto seguido hace rodar su dedito por su sien.
Qué lindos recuerdos.
Besos

Lego y Pulgón said...

Ada, ese momento entre las dos es un regalo, qué más da un dedo en la sien :)

Anonymous said...

Ese me lo tuve que aprender en la escuela, en 5o año y tenìa 8 años...ahora ya tengo 28 y todavìa lo recuerdo (pues en mi casa me lo hacian recitar cada vez que llegaba una visita, jejeje).
Te complemento unas frases segùn las recuerdo.
"La saca, la mira, la huele, la toca, LA PONE EN SUS DEDOS, LA PONE EN SU BOCA y ¡zas! se la traga con mucho placer"
"abiertas las bocas, parados los pelos, AGUARDAN TEMBLANDO LO QUE HA DE PASAR.."
Y ademàs me la se pero con "CAFIASPIRINA", jejeje.
Gracias por el recuerdo...
john_delmar2@hotmail.com

Lego y Pulgón said...

Anónimo John, ¡gracias! No hay duda de que así rima mejor.

Anonymous said...

Gracias, gracias, gracias! Mi abuelita nos lo recitaba en las mañanas luminosas de Quito (también con Cafiaspirina y el temblor). Ahora ya lo tengo para mi Emiliano!

Anonymous said...

Hola:
No sabes cuánto me encantó encontrar esta vieja cuña de radio. Yo nunca la oí en la radio: es anterior a mí; pero la había aprendido de un texto escolar. Me he esforzado por recordarla pero me di por vencido y recurrí a la Internet. ¡Gracias!
Sólo que al final la marca era "Cafiaspirina", y veo que te lo adaptaron como "gran aspirina".

Anonymous said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Lego y Pulgón said...

Anónimo, mi madre me lo recitaba con "la Gran ASspirina", se conoce que en España la Cafiaspirina no tuvo tanto éxito :))))

CBTman said...

Gracias por este gran recuerdo.

Mi madre me lo recitaba cuando era niño, en Lomas de Zamora, en las afueras de Buenos Aires. Ella me decía que correspondía a un aviso de la radio para la Cafiaspirina de Bayer.

Sin embargo, esta versión es más completa y tiene más sentido.

Muchas gracias otra vez.

Anonymous said...

Gracias ! Tengo 48 años y mi abuelita nos la recitaba a mis primos y mis hermanos, y era parte de la historia familiar, pero se nos fue olvidando!

Que lindo leerla de nuevo!
Abrazos

Anonymous said...

Mil gracias... recuerdo que de pequeña lo recitaba casi de seguido... (habia una presentacion en mi clase).... y si, ahora, tanto tiempo despues, solo podia acordarme del "pobre don pancho que vive en su rancho"... gracias por rescatar un pedazo de niñez... casi olvidada...

Lego y Pulgón said...

Anómimo, me alegro, de eso se trata, de refrescar memorias. Internet es magia.

Anonymous said...

mil gracias por colgarlo!!! yo tengo 34 años, mi madre me lo contaba cuando era pekeña (y no tan pekeña), se lo sabia de memoria entero!! hace unos dias, no se como salio, y lo empezo a recitar... y se le habia olvidao el final a la pobre!! un coraje la entro... y buscando buscando AQUI ESTA!! jajaja! gracias otra vez, hay q conservar estas pekeñas maravillas y difundirlas!

Lego y Pulgón said...

Me encanta que se vaya repartiendo por casas en las que se echaba de menos a Don Pancho. Así somos más en caso de que a alguno se nos vuelva a traspapelar.

Anonymous said...

¡Qué nostalgia! En el colegio la recitábamos diciendo "la cafiaspirina", en vez de la gran aspirina. Lindas mañanas de 1979.

Cerogolpe said...

Este verso fue repartido en folletos por la Bayer en Uruguay en 1930 y mi madre se lo aprendió de memoria. Hoy tiene 91 años y ella nos lo recitaba a la hora de la comida. Me lo sé de memoria.

El pobre don Pancho que vive en su rancho
con su mula negra, su vaca barcina, su perro, su gato y su alegre cochina
y otros animales de igual condición
Hoy está gimiendo con honda tristeza
¿qué tiene Don Pancho?
dolor de cabeza
Pobrecito Pancho de mi corazón

Bajando la oreja, la mula se queja
lloran como locos el perro y el gato,
solloza el conejo, da gritos el pato,
la vaca no quiere dejarse ordeñar,
todos por el amo sufren pena intensa
y hasta un ratoncito que está en la despensa,
mirando a Don Pancho se pone a llorar

De pronto recuerda que guarda una cosa
que un médico amigo le dio antes de ayer
la saca, la mira, la huele, la toca,
la toma en sus manos, la mete en su boca
y zás! se la traga con mucho placer

Y sus animales, viendo muecas tales
piensan cuando el amo traga la tableta
¿será que Don Pancho perdió la chaveta,
¿será que don Pancho se va a suicidar?
y atentos, ansiosos, callados y lelos,
abiertas las bocas, parados los pelos,
aguardan temblando lo que ha de pasar

De pronto da un salto de tres varas de alto
y exclama dichoso con voz conmovida
Mi mula del alma!, mi vaca querida!
mi perro, mi gato, mi pobre ratón
ya pasó mi pena, ya estoy aliviado
la Cafiaspirina remedio adorado
ha sido la tabla de mi salvación

Se arma en el rancho un gran zafarrancho
bailan como locos el perro y el gato
rebuzna la mula, da gritos el pato,
se muere de risa la vaca barcina,
salta en una pata la alegre cochina
el señor conejo danza un rigodón
y en medio de aquella feliz confusión
Viva grita Pancho, la cafiaspirina, la cafiaspirina de mi corazón!!

Maria Soledad valera said...

Me ha dado una felicidad immensa encontrar el verso completo. Yo, al igual que tu, lo escuchaba cuando era nina (mas de cuarenta anos atras) recitado por mi papa. Y tambien al igual que tu, fui olvidando partes e inventando algunas porque a mis hijos, ya jovenes y ubicados en Washington dc, les encanta que se los recite. Somos de Peru, y ahi salio en un comercial de la Bayer. Gracias por compartirlo!

Anonymous said...

Mi madre la recitaba de corrido con un ímpetu fantático. La aprendio de la radio alla por los años 30-40.

Carlos Ruiz said...

Hola: Soy Colombiano y desde nino leia esta poesia.
Es exelente. Pero si no recuerdo mal la poesia decia cafiaspirina en vez de la gran aspirina.

maripi said...

Creo que mi hermano y yo somos los mas viejos del grupo. Yo tengo 56 y el 54. Me uno a todo lo dicho. Gracias. Me habeiis alegrado el dia

lajazmin said...

Siiii era la cafiaspirina de mi corazón. A mi hermana 1 año menor que yo s3 la hicieron aprender de pequeña y a todas las hermanas nos gustaba y la aprendimos parcialmente hace casi 40 años. Gracias, siempre quise volverla a escuchar